AULA VIRTUAL

Olvidó su contraseña?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
laboratorio de adn
 
 
 
 
 
 
 
Seguinos en
     
 
  COLEGIO EN ACCION Compartir en
 
Dr. Antonio Francisco Somaini
Homenaje al gran profesional y colega.

Durante su período como dirigente del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal, el Dr. Antonio Somaini llevó adelante numerosas acciones en pos de la inclusión de los profesionales farmacéuticos en su rol de agentes de salud.

En este homenaje, recordamos los logros más destacados de su gestión, que abarcó desde el año 1986 al año 2000:

· Su tarea y dedicación desinteresada en beneficio de la salud de la población al frente de su farmacia ubicada en el barrio de Caballito.

· En el año 1992, expresó la necesidad de informar a la población sobre la fenilcetonuria y lograr que se elaboren en el país los alimentos necesarios para los pacientes que sufren dicha enfermedad, hasta ese momento los alimentos existentes no eran de fácil acceso para la población.

· Secretaría de Salud Pública por Resolución Nº 251/1994, resuelve:

“El Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal actuará como auxiliar de la autoridad de Salud, conforme lo autoriza el Decreto-Ley Nº 7597/63 (Ley 16.478/64), en relación al cumplimiento de la Ley Nº 17.565, su Decreto Reglamentario y normas dictadas en relación a la misma.

La colaboración se realizará a través de farmacéuticos matriculados nombrados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal, y consistirá en participar con funcionarios pertenecientes a la Secretaria de Salud en tareas de fiscalización, conformando las actas de las inspecciones que se realicen”.

· En el año 1994 gestor de la creación de la Mutual FARBIQ al servicio de todos los colegiados de esta institución, Farmacéuticos y Bioquímicos.

· En el año 1995, por iniciativa del Dr. Somaini, se decide llamar a una Asamblea Extraordinaria para que el Consejo General autorice la utilización de fondos propios para la compra de un bien inmueble lindero al Colegio, con el firme propósito de instalar allí el Laboratorio de Control de Calidad del Colegio, actualmente en funcionamiento.

· En el año 1997 se declara al Dr. Antonio Francisco Somaini como Ciudadano Ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, publicado en el Boletín Oficial el  30/03/1998.

· Su fuerte compromiso apoyando la gestión del Dr. Ginés González García, con respecto a la creación de la Ley de Medicamentos Genéricos que fuera aprobada el 28/08/2002.

A continuación, se extractan algunos informes publicados en el diario consultor de salud, edición nº 369, año 2005:

Reflexión del Dr. Antonio Somaini

“La Universidad debe dar forma a un científico, a un profesional, a un técnico o a un hombre que maneja el medicamento con sentido social”.

Una historia de vida

El Dr. Antonio Somaini nació en un pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires llamado Carlos Tejedor, luego, por cuestiones familiares se fue trasladando junto a sus padres por diferentes provincias de nuestro país donde vivieron las realidades propias de cada región.

En la provincia de Tucumán realizó la carrera farmacéutica y en estas instancias, empezó a desarrollar su profesión y a actuar en política.

Fiel a su espíritu de lucha, en la provincia de  Santiago del Estero creó junto a su esposa un establecimiento educativo popular. Aquí realizó trabajos de campo e investigaciones en torno al mal de Chagas, sus trabajos sobre el tratamiento de la enfermedad fueron publicadas en Estados Unidos.

Luego, durante treinta y tres años se desempeñó como codirector y director de reconocidos laboratorios.

Además, continuó su actividad en el movimiento profesional, en la Confederación Farmacéutica, en el Colegio de Farmacéuticos y en el Partido Socialista.

Hasta los últimos tiempos, el Dr. Antonio Somaini, siguió fiel a su lucha para que el medicamento sea un bien social y teniendo más de 90 años, continuó con su incansable trabajo para que el pueblo pueda tener medicamentos de buena calidad y a un precio justo.

El recuerdo de quienes trabajaron con él

Subí a hablar con el Dr. Somaini con cierto temor. Es que iba al Presidente del Colegio en defensa de una situación, tal vez menor, pero que me parecía injusta. Yo era joven y dado que apenas iniciaba una tarea externa, casi no lo conocía. No sólo me escuchó y se cercioró respecto del tema sino que además, a los pocos días, me ofreció trabajo en el Colegio.

Años después pude enterarme, a través de esas historias contadas como él sólo, orador impecable podía hacerlo, cómo había sido expulsado de alguna provincia por defender la causa del desvalido, por luchar contra “injusticias de verdad” y aún contra la corrupción.

Justicia y trabajo.  Esas fueron las coordenadas que sin duda atravesaron su vida. Eso fue lo que me ofreció y me permitió ejercer la dignidad de defender, desde mi lugar, a la Institución que tantos años presidió.

La cotidianeidad de su trabajo rindió su fruto. Construyó un Colegio que fue sólido frente a las tempestades que nuestro querido país atravesó luego.

Tuve la satisfacción de decirle, hace unos pocos años, con motivo del homenaje que se le rindió, que ese nuevo salón de actos donde se hallaba,  había sido construido con sus ahorros y aún  quedaban. ¿Todavía? preguntó y sus ojos cuando me miraron aún conservaban la impronta del gorrión  libre que siempre supo ser. 

Pasaron ya veintisiete años desde aquella primera entrevista. Mis hijos crecieron, hoy casi me jubilo. No obstante todo lo vivido, hoy no puedo evitar llorar al recordar ese milagro de alguien que me escuchó un día y sin duda ayudó a que mi vida sea la actual.

Antonio, por siempre en el recuerdo. Por siempre agradecida.

Alicia Galófaro

 

Antonio Somaini  gran profesional farmacéutico, hombre de palabra de honor, de sentimiento profundo y pensamiento libre que vivió y trasladó su amor a la vida con  gran conocimiento y sabiduría a todos los que lo conocimos y a la sociedad en general .

Persona entrañable, sensible, amigo de sus amigos.

Silencioso a veces y con voz potente y enérgica para que todo aquel que quisiera escuchar escuche. Siguió sus principios fuertes, transparentes sin modificar sus pensamientos  y colaboró con exquisitez con quienes necesitaron de su conocimiento.

Su huella ha quedado en muchos corazones que siguen compartiendo el  legado más preciado: su pasión por la vida, la verdad, el amor y la honestidad.

Por todo esto nuestro humilde homenaje: su recuerdo por siempre.

Personal de Contaduría, Obras Sociales y Tesorería

 

Hace 35 años que pertenezco al plantel del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal y puedo decir que, el Dr. Antonio Somaini, fue una gran persona, excelente directivo, generoso y justo con el personal, siempre reconociendo nuestros valores y guiándonos para nuestro buen desempeño.

Eternamente lo recordaré porque fue una persona abierta y muy sincera conmigo.

Que esté en la gloria y estará vivo por siempre en mis recuerdos!

Juan Bautista Daguerre

Jefe Dpto. de Obras Sociales y

Delegado del Personal del COFyBCF

 

Estas menciones a su trayectoria pretenden ser un pequeño homenaje tanto del personal como de las autoridades del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal, al gran maestro de la profesión y de la vida, quien nos ha ayudado a ver la profesión y nuestra función institucional con una mirada más innovadora, contagiándonos su solidaridad y compromiso con la salud de la población.   

El Dr. Antonio Somaini predicó con el ejemplo, por eso quienes estamos hoy en el Colegio, tanto empleados de la institución como dirigentes, quisiéramos recordarlo con estos versos de Joaquín Areta:

Quisiera que me recuerden sin llorar ni lamentarme

quisiera que me recuerden por haber hecho caminos

por haber marcado un rumbo

porque emocioné su alma

porque se sintieron queridos, protegidos y ayudados

porque interpreté sus ansias

porque canalicé su amor.

Quisiera que me recuerden junto a la risa de los felices

la seguridad de los justos

el sufrimiento de los humildes.

Quisiera que me recuerden con piedad por mis errores

con comprensión por mis debilidades

con cariño por mis virtudes,

si no es así, prefiero el olvido,

que será el más duro castigo

por no cumplir mi deber de hombre.

 
 
 
 
Noticias relacionadas
 
Llega la fiesta de fin de año  
 
Reconocimiento al Acto Profesional Bioquímico  
 
Fotoprotección: medidas para reducir los riesgos para la salud  
 
Clozapina: capacitación gratuita en el COFyBCF  
 
Aranceles por prestaciones farmacéuticas  
 
Servicios farmacéuticos: se aprobó arancel  
 
PAMI: con FARBIQ es más fácil  
 
FARBIQ: ganadores del sorteo  
 
Los mayores cuidados: lanzamiento en la UBA  
 
Compras directas de PAMI: "Es un cambio muy positivo"  
 
VER TODAS
 
 
Rocamora 4045/55 - Capital Federal - 4862-0436/1020 4861-3273/1289
farmaceuticos@cofybcf.org.ar  /  bioquimicos@cofybcf.org.ar
LLOSA   ll  Net•consultora - Lamiradesign