AULA VIRTUAL

Olvidó su contraseña?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
laboratorio de adn
 
 
 
 
 
 
 
Seguinos en
     
 
COMUNIDAD Compartir en
 
Consejos para prevenir y atender casos de dengue y de fiebre chikunguña
Ambas enfermedades son transmitidas por el mismo tipo de mosquito, por lo que es clave eliminar cualquier recipiente que pueda servir de criadero. Ante la sospecha de contagio hay que consultar en el centro de salud u hospital más cercano, sin automedicarse. Los consejos para viajeros.

El Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur, recordó las recomendaciones para prevenir el dengue y la fiebre chikunguña, que son transmitidas por mosquitos cuya proliferación se ve favorecida por el clima cálido del verano, cuando la mayoría de la población disfruta de vacaciones al aire libre y viajes a zonas o países donde hay una fuerte incidencia de esas enfermedades. También remarcó que ante la aparición de síntomas de esas enfermedades es necesario evitar la automedicación y acudir de inmediato al centro de salud u hospital más cercano, ya que algunos medicamentos pueden agravar la situación del paciente.

Tanto el dengue como la fiebre chikunguña,  que no tienen tratamiento antiviral específico, son transmitidos por mosquitos de las especies Aedes aegypti y Aedes albopictus que se infectan luego de haber picado a una persona que padezca alguna de esas enfermedades.  Estos mosquitos se crían en lugares sombríos y húmedos, ya sea en jardines, patios o ambientes donde hay recipientes con agua. Los sitios oscuros aseguran que el agua de los recipientes no sobrepase ciertas temperaturas que serían letales para los huevos, larvas y pupas de estos insectos. Por otra parte, los mosquitos adultos requieren de humedad para sobrevivir mayor tiempo.

Cualquier recipiente capaz de acumular agua puede convertirse en un criadero pero algunos pueden producir gran cantidad de mosquitos. Por ejemplo, las cubiertas de automóviles son excelentes criaderos tanto por su forma (que impide volcar el agua), su material (aislante) y su color oscuro que permite mantener la temperatura adecuada para el desarrollo del mosquito. Asimismo hay que tener en cuenta que los mosquitos se puede criar en ambientes cerrados: los platos bajo las macetas, floreros y  plantas en frascos con agua son criaderos muy frecuentes en viviendas, oficinas, escuelas, etcétera.

Por lo tanto, se recomienda:

Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

• Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

• Cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Si fuera posible, utilice en los floreros productos alternativos en lugar de agua (geles o arena húmeda).

• Mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos.

• Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

• Para evitar la exposición a los mosquitos se recomienda el uso de ropas de mangas largas, repelentes y mosquiteros.

• Es recomendable que las mujeres embarazadas adopten especialmente estas precauciones para evitar el contacto con los mosquitos vectores porque si contraen la enfermedad en el período próximo al parto pueden transmitir la infección al bebé en el momento del nacimiento.

Síntomas

Los principales síntomas del dengue son la fiebre alta, dolor de cabeza especialmente detrás de los ojos, dolores articulares y musculares, sangrado de nariz y encías y dolor abdominal. Si bien no existen medicamentos específicos para tratarlo, sí se prescriben fármacos para reducir la fiebre y el dolor.

La fiebre chikunguña es una enfermedad viral que caracteriza por presentar temperatura alta y dolor articular. Si bien en la mayoría de los casos los pacientes mejoran en una semana, algunos de ellos pueden tener dolor en las articulaciones por más tiempo  Los síntomas de chikunguña comienzan a manifestarse por lo general de 3 a 7 días después de la picadura de un mosquito infectado, y son: fiebre (mayor a 38º C), dolor intenso e inflamación en las articulaciones, a menudo en las manos y los pies. También pueden aparecer dolor de cabeza, dolor muscular o sarpullido.

Frente a los síntomas del dengue hay que consultar en el hospital o en el centro de salud más cercano. Tomar medicamentos tales como aspirinas o ibuprofeno, así como la aplicación de inyecciones intramusculares puede hacer que el cuadro de la enfermedad se agrave. Como uno de los síntomas de esta enfermedad son las hemorragias este tipo de medicamentos anti-inflamatorios pueden generar un mayor sangrado.

Consejos para viajeros:

Quienes viajen a zonas o países con presencia de dengue o chikunguña deben seguir los siguientes consejos:

• Evitar en la medida de lo posible, exponerse al aire libre durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, las horas de mayor actividad del mosquito.

• Usar mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre.

• Utilizar espirales o tabletas repelentes.

• Proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul al permanecer al aire libre y cuidar que permitan una correcta ventilación.

• Utilizar repelentes sobre la piel expuesta y renovar su aplicación cada 3 horas aproximadamente. Deben utilizarse productos que contengan DEET (N,N-dietil-m-toluamida) ya que son los más eficaces.

• Rociar también la ropa con repelente porque los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina.

• En los bebés menores de dos meses de edad no se recomienda utilizar repelentes.

• En los niños mayores de dos meses se deben usar repelentes con concentraciones de 10% de DEET. Se recomienda leer las etiquetas de los productos.

• No permitir que los niños pequeños se apliquen ellos mismos el repelente, siempre lo debe hacer un adulto evitando aplicarlo en los ojos y bocas de los niños y usarlo cuidadosamente alrededor de los oídos.

• No aplicar el repelente en las manos de los niños, ya que éstos podrían poner sus manos en sus bocas, ni en piel irritada, cortada o quemada.

• No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.

• Ante síntomas como fiebre, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), dolores musculares, articulares, erupciones, náuseas y vómitos, consultar al servicio médico local.

• No automedicarse, evitando especialmente tomar aspirinas, ibuprofeno o aplicarse medicamentos inyectables ya que favorecen las hemorragias.

• Si durante las dos semanas posteriores al viaje a zonas afectada

Fuente: Ministerio de Salud de la Naciˇn.
 
 
 
 
Noticias relacionadas
 
¿Cuáles son las profesiones más valoradas por los argentinos?  
 
Calendario Nacional: cambios para la vacunación contra la fiebre amarilla  
 
Demencias en la vejez: el tsunami que acecha  
 
Se amplió la canasta de alimentos “libres de gluten” aptos para celíacos  
 
Volver a lo natural: una tendencia en los productos para la salud  
 
Cuidado de los alimentos durante la temporada de calor  
 
Cuidados especiales para adultos mayores y personas con enfermedades crónicas en época estival  
 
Alimentos para las fiestas  
 
ANMAT: repelentes  
 
Ministerio de Salud: cuidados especiales ante altas temperaturas  
 
VER TODAS
 
 
Rocamora 4045/55 - Capital Federal - 4862-0436/1020 4861-3273/1289
farmaceuticos@cofybcf.org.ar  /  bioquimicos@cofybcf.org.ar
LLOSA   ll  Net•consultora - Lamiradesign