AULA VIRTUAL

Olvidó su contraseña?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
laboratorio de adn
 
 
 
 
 
 
 
Seguinos en
     
 
  FARMACEUTICOS Compartir en
 
Disposiciones de ANMAT
Comunicamos las disposiciones de la ANMAT referidas a especialidades medicinales.

LOS SUPLEMENTOS DIETARIOS

¿Qué son?

Como su mismo nombre lo indica, los suplementos dietarios son productos especialmente formulados y destinados a suplementar la incorporación de nutrientes en la dieta de personas sanas, que presentan necesidades dietarias básicas no satisfechas o mayores a las habituales.

Los suplementos dietarios contienen en su composición algunos de los siguientes nutrientes: proteínas, lípidos, aminoácidos, glúcidos o carbohidratos, vitaminas, minerales, fibra dietaria y hierbas.

Es necesario destacar que una dieta completa y equilibrada debe proveer todos los nutrientes necesarios para el mantenimiento de las funciones fisiológicas del organismo. Por lo tanto un suplemento dietario sólo deberá consumirse en determinadas circunstancias cuando no es posible llevar a cabo esa dieta “ideal” o debido a un estado fisiológico particular que requiera un aporte extra de algún nutriente en su dieta.

Pueden presentarse en forma de tabletas, cápsulas, comprimidos, polvos, gotas, etc. No deben ser confundidos con los medicamentos, porque a diferencia de ellos los suplementos dietarios están destinados a personas sanas y no deben ser consumidos con la esperanza de mitigar, curar o tratar alguna dolencia.

Publicidad

En ese sentido, la publicidad juega un importante papel, pues en lo referente a los suplementos dietarios, debe ajustarse a las pautas éticas consignadas en la Deposición ANMAT N° 4980/2005. Esta norma establece, entre otras limitaciones, que los anuncios NO DEBERÁN incluir frases y/o mensajes tales como:

• Atribuyan al producto acciones y/o propiedades terapéuticas o sugieran que el suplemento dietario es un producto medicinal o mencionen que un suplemento dietario diagnostica, cura, calma, mitiga, alivia, previene o protege de una determinada enfermedad.

• Aconsejen su consumo por razones de acción estimulante o de mejoramiento de la salud o de orden preventivo de enfermedades o de acción curativa.

• Provoquen temor, angustia, sugiriendo que la salud de un sujeto se verá afectada en el supuesto de no usar el producto.

• Induzcan al uso indiscriminado del producto.

• Manifiesten que un suplemento dietario puede ser usado en reemplazo de una comida convencional o como el único alimento de una dieta.

• Incluyan la expresión "venta libre".

Formas de presentación. Rotulado.

Como ya hemos mencionado los suplementos dietarios se presentan en el mercado en diferentes presentaciones: comprimidos, cápsulas, tabletas, líquido o polvos.

En el rótulo debe indicarse claramente el tipo de producto que se trata, es decir debe quedar claro que se trata de un suplemento dietario, que aporta determinados nutrientes.

Además deben aparecer los siguientes datos:

• Marca y/o nombre comercial del producto.

• Denominación que indique que el producto es un suplemento dietario.

• Listado de ingredientes completo (incluye los aditivos).

• Información nutricional por porción o ingesta diaria recomendada por el fabricante.

• Nombre y domicilio del elaborador/importador.

• Número de Registro de establecimiento (RNE) elaborador o importador otorgado por al autoridad sanitaria.

• Fecha de vencimiento.

• Número de lote

• Ingesta diaria recomendada que indica la cantidad que debe consumirse por día.

• Modo o forma de consumo, ej. Con el desayuno, con abundante agua, etc.

• Advertencias: debe consignarse de manera obligatoria las leyendas:

 Consulte a su médico

 No utilizar en caso de embarazo, lactancia ni en niños (a menos que este orientado específicamente a ellos)

 Mantener fuera del alcance de los niños.

 Otras que dependerán de la composición particular.

Cabe aclarar que para que un suplemento dietario pueda comercializarse en el país, debe contar con un registro (RNPA: Registro Nacional de Producto Alimenticio) otorgado por la Autoridad Sanitaria correspondiente.

Resumen

De todo lo expuesto, podemos concluir que los suplementos dietarios están destinados a aportar nutrientes en la dieta de personas sanas. Las personas antes de consumirlos deben leer atentamente el rótulo, prestando atención a las advertencias que contiene, respetando el modo de uso y la ingesta diaria establecida, a fin de evitar efectos indeseados, también es importante que en el rótulo figure la empresa responsable de la puesta al mercado del producto. De todas maneras y en caso de tener inquietudes acerca del consumo de un determinado producto es aconsejable la consulta al médico.

En los últimos años la creciente modalidad de oferta de suplementos dietarios por Internet y correo electrónico preocupa a las autoridades sanitarias debido a que, en esas circunstancias, no puede garantizarse la calidad de los productos que se adquieren.

En este contexto, esta Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) informa a la población que muchos de estos productos no están debidamente registrados por lo que no pueden ser identificados en forma fehaciente y clara en lo que respecta a su elaboración, envasado y conservación, teniendo en cuenta el riesgo que ello implica para la salud de los consumidores. Por este motivo la ANMAT recomienda a la población no consumir productos de procedencia desconocida que no ofrecen garantías de inocuidad y aptitud sanitaria.

CUIDADO CON LOS PRODUCTOS UTILIZADOS COMO ALISADORES PARA EL CABELLO

La ANMAT aconseja a los usuarios de productos alisadores de cabello que pongan especial atención al momento de adquirirlos o de hacérselos aplicar en peluquerías.

Esta advertencia reside en el hecho de que se están vendiendo vía Internet, y están siendo aplicados en algunos salones de belleza, productos no registrados ante la ANMAT formulados en base a formol, que pueden resultar perjudiciales para la salud, provocando presentación de cuadros alérgicos, irritación ocular, enrojecimiento, lagrimeo y dermatitis. Los alisadores capilares convencionales se formulan en base a sales del ácido tioglicólico.

¿Cómo diferenciar el producto convencional del formulado en base a formol?

Si bien los formulados en base al ácido tioglicólico tienen un olor particular, los preparados en base a formol poseen un olor más fuerte y penetrante que resulta picante e irritante. También es diferente la técnica de aplicación de uno y otro tipo de producto.

Los convencionales después de un tiempo de exposición, necesitan ser neutralizados con un agente utilizado para tal fin, paso que exige enjuague posterior.

La técnica de empleo de los productos en base a formol, se caracteriza por la aplicación del preparado sobre el cabello mecha por mecha, acompañada por el simultáneo alisado del cabello con cepillo, bajo exposición a calor, sin necesidad de posterior neutralización ni enjuague.

Resulta indispensable que los consumidores sepan que existen normas nacionales que regulan todo lo relativo a la inscripción de productos cosméticos ante la ANMAT.

La normativa marco para productos cosméticos es la Resolución 155/98 además de disposiciones complementarias que se encuentran en permanente actualización en lo referido a las sustancias permitidas, limitadas en su uso y prohibidas."

En el listado de conservantes para uso cosmético aparece el formol, con una concentración permitida de hasta 0.1% para su empleo en productos para la higiene oral y al 0.2% en otros productos. En el listado de sustancias de uso con concentración limitada figura el formol, con una concentración no mayor a 5 % como endurecedor de uñas.

Entonces, el empleo del formol aceptado por la ANMAT es solo como conservador y como endurecedor de uñas a las concentraciones antes mencionadas y bajo todos los recaudos legales que surgen de la normativa vigente para la autorización de productos de uso cosmético.

Por lo tanto, cualquier otro uso propuesto para esta sustancia y para los productos que pudieran derivarse de ella, como el alisamiento del cabello, no se encuentran autorizados por esta Administración, como así tampoco los importadores, comercializadores, fabricantes o estilistas que lo aplican. En conclusión, es necesario que los consumidores verifiquen la procedencia de los productos que adquieren o se hacen aplicar en peluquerías. Si, por no encontrarse en sus envases originales, parecen haber sido fraccionados, se recomienda abstenerse de su uso, hasta haber consultado a la ANMAT para verificar si los mismos se hallan debidamente aprobados para el uso propuesto bajo las condiciones establecidas.

Consultas: responde@anmat.gov.ar

Hospital Posadas " Toxicología"

(011) 4658 7777

4654 6648

Hospital R. Ricardo Gutiérrez

(011) 4962 6666

(011) 4962 2247

Ante cualquier duda consulte con su médico clínico o dermatólogo.

SI CONSUME MÁS DE UN MEDICAMENTO A LA VEZ ¡TENGA CUIDADO!

Existen situaciones en las cuales el paciente, por encontrarse afectado por más de una dolencia (por ejemplo diabetes e hipertensión arterial) o por estar bajo el cuidado de más de un profesional, consume simultáneamente más de un medicamento. En estos casos, es necesario tomar ciertos recaudos porque los fármacos, al mezclarse, podrían producir las llamadas interacciones medicamentosas, con los consecuentes riesgos para la salud.

Decimos que hay interacción, en un sentido amplio del término, cuando un medicamento no ejerce el efecto esperado como consecuencia de la presencia de otro, de un alimento o de una condición clínica que modifica su eficacia, pudiendo causar tanto efectos secundarios (reacciones adversas) inesperados como una disminución o un incremento de su acción.

Un ejemplo de la producción de un evento adverso como consecuencia de la interacción entre medicamentos puede ocurrir en el caso de que una persona se encuentre consumiendo una medicación contra el insomnio y le indiquen un antihistamínico para controlar una reacción alérgica. La mezcla de ambos puede entorpecer sus reacciones hasta el punto en que conducir un automóvil o manejar algún tipo de maquinaria pueden convertirse en una tarea de riesgo tanto para el paciente como para su entorno.

Por otra parte, también el consumo simultáneo de algunos medicamentos con determinados alimentos puede provocar efectos positivos, como favorecer la absorción del mismo, o negativos, impidiendo dicha absorción. Las interacciones medicamento - alimento son muy diversas y pueden variar desde un aumento de la toxicidad del fármaco hasta anular su efectividad. Por lo tanto, es imprescindible que el paciente cumpla con las indicaciones especificadas por su médico y con las condiciones de administración que aparecen en el prospecto. Así, cuando se expresa que el medicamento debe tomarse “en ayunas”, ello significa que debe consumirse al menos una hora antes de comer o dos horas después de haber terminado la ingesta. Y, cuando se indica que debe administrarse “con las comidas”, significa que debe tomarse durante o inmediatamente después de comer. El consumo de un medicamento en estas circunstancias se recomienda en ciertas ocasiones para disminuir las molestias gástricas que pueda causar, o para favorecer su absorción.

Debemos tener presente además que, del mismo modo que determinados alimentos influyen en la absorción de un medicamento, también puede presentarse la situación inversa. Por ejemplo, el uso continuado de laxantes puede impedir la absorción de las vitaminas liposolubles de un determinado alimento. También el consumo habitual de café o té en grandes cantidades puede impedir la absorción del hierro, tanto proveniente de un alimento (ej.: carne) como de los suplementos de hierro administrados por vía oral.

Una pregunta que nos hacemos habitualmente es si resulta apropiado tomar bebidas alcohólicas mientras se consume un determinado medicamento, debiendo contestarse esta pregunta con una rotunda negativa. En este sentido, es necesario considerar que el alcohol etílico puede modificar de forma importante el efecto de los medicamentos. El metabolismo del fármaco se altera de manera diferente cuando el consumo de alcohol es agudo o crónico, disminuyendo o potenciando la acción del remedio.

Recomendaciones útiles

Teniendo en cuenta todo lo expuesto, le brindamos las siguientes recomendaciones a fin de que pueda evitar este tipo de trastornos derivados de las interacciones entre medicamentos, o entre éstos y determinados alimentos:

 Consulte y converse con su médico o farmacéutico acerca de los medicamentos que usted consume. Cuando su médico le recete un nuevo remedio, menciónele todos los que usted utilice, ya sea con receta médica o de venta libre, e infórmele acerca de los suplementos dietéticos, vitaminas, productos botánicos, minerales o medicamentos fitoterápicos que eventualmente consume.

 No olvide mencionar a su médico qué tipo de alimentos Ud. consume habitualmente, a fin de que el profesional pueda tener en cuenta esta realidad en el momento de la prescripción.

 Lea con detenimiento el prospecto del medicamento indicado, prestando especial atención a las contraindicaciones e interacciones.

Antes de consumir un nuevo medicamento, pregúntele a su médico o farmacéutico lo siguiente:

 ¿Puedo tomarlo con otras medicinas o suplementos dietéticos?

 ¿Debo evitar ciertos alimentos, bebidas u otros productos?

 ¿Qué debo conocer sobre las posibles interacciones medicamentosas que pueden producirse en este caso concreto?

Recuerde que, algunas veces, diferentes medicamentos de venta libre pueden contener el mismo ingrediente o principio activo, que es la sustancia natural o sintética contenida en un medicamento, que provoca que éste cumpla con el efecto farmacológico para el cual fue autorizado para su consumo. Si usted está utilizando más de una medicina simultáneamente, tenga en cuenta que ambas podrían contener el mismo principio activo y, por lo tanto, consumir una mayor cantidad de la dosis recomendada, con el consecuente riesgo.

Por otra parte, el conocimiento de los ingredientes también es importante para evitar posibles reacciones alérgicas.

Teniendo en cuenta estas pautas, usted aprenderá más acerca del cuidado de su salud y propenderá al uso seguro y racional de los medicamentos.

 

 

 
 
 
 
Noticias relacionadas
 
PROEM: nuevas propuestas laborales  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
Disposiciones de ANMAT  
 
VER TODAS
 
 
Rocamora 4045/55 - Capital Federal - 4862-0436/1020 4861-3273/1289
farmaceuticos@cofybcf.org.ar  /  bioquimicos@cofybcf.org.ar
LLOSA   ll  Net•consultora - Lamiradesign